¿Aún vende el sexo en Marketing?


Hoy voy a tratar de analizar con brevedad y concisión un asunto polémico donde los haya.

¿Aún vende el sexo en Marketing?

Una parte de los que lean el titular de este post lo harán con prejuicios y probablemente no lean el resto de la entrada. – Ya estamos con el asuntito del sexo y el marketing. – Ya lo habíamos superado y ahora vuelve un listillo con una pregunta obsoleta y pasada de moda. – Ya estamos otra vez con la publicidad sexista y machista, etc.

Otros continuarán leyendo y sacarán conclusiones precipitadas hacia la mitad del mismo.

Otros simplemente lo leeran con mayor o menor interés y al finalizar de leerlo se preguntarán. ¿Pero cuál es el problema?, o ¿Dónde está el límite para que un anuncio no sea tildado y censurado por sexista o similar?.
Exposición de los hechos:

Leyendo el magnífico libro Neuro Web Design de Susan M. Weinschenk que os recomiendo se puede extraer la conclusión a la que también llega Martin Lindstrom en Buyology que nuestro subconsciente tiene más intervención en las decisiones que adoptamos de lo que en un principio podría suponerse.

De hecho ese peso es nétamente superior ya que nuestro cerebro primitivo a lo largo de siglos de evolución es casi infalible en las decisiones básicas que tiene que ayudarnos a adoptar desde nuestro “otro cerebro racional y consciente”.

Weinschenk lo explica perfectamente en el capítulo 6 de su libro. “Tu cerebro primitivo está diseñado para ocuparse de tí. Para el cerebro primitivo, todo se trata de tí. Tú eres lo único que importa…”Tu cerebro primitivo está diseñado para mantenerte vivo. Todo tiene que ver con la supervivencia”

Y esa supervivencia, continúa la autora se resume en tres opciones:

  • La supervivencia física.
  • La búsqueda de comida.
  • La búsqueda de sexo.

Llegados a este punto habrá alguien que pueda escandalizarse. -!Qué simpleza y qué desfachatez! – !Menudo reduccionismo más simple y estúpido! !Ni que fuéramos animalitos!

Otros seguirán leyendo interesados…

Por cierto, siento decepcionar a quien opine lo contrario, pero somos animales, animales racionales, pero animales al fin de al cabo. Del grupo de Primates superiores, especie homo sapiens sapiens, no hay más que consultar la Clasificación taxonómica del ser humano:

(Siento decirlo pero los macacos y los gorilas son primos muy lejanos, muy lejanos, pero primos)

Pero sigamos con el tema que nos ocupa. El sexo y el marketing. Como comentaba una de las 3 funciones básicas del cerebro primitivo es el sexo, la necesidad de reproducirse que instintivamente se halla en nuestro código genético como en el del resto de los animales.

Por ello igual que en Marketing se utilizan escenas violentas, disruptivas que provocan que el consumidor esté en alerta roja y que todo el mensaje que rodea esa violencia o acción intensa quede más grabado emocionalmente, que si fuera una escena campestre, tranquila y sosegada, si utilizamos alguna imagen bella, atractiva de un hombre o de una mujer, sin necesidad de ser sexo explícito, simplemente la exhibición de una mirada, de un gesto, de una figura, etc, emocionará al receptor y logrará impactar que una publicidad sin ese reclamo. Lo mismo sucede con los alimentos. Una buena fotografía en primer plano de un grupo de frutas puede causar una emoción positiva en el consumidor aunque estemos vendiendo algo completamente distinto pues es sinónimo de naturaleza, de salud y bienestar.

Insisto no se trata de sexo explícito, de escribir MIERDA para que impacte sin más. No se trata de algo chabacano y de mal gusto si no de utilizar lo bueno del sexo como las miradas, la complicidad, el humor, la belleza del cuerpo humano, o en definitiva el amor de pareja pueden ser un buen reclamo sexual positivo y limpio para un mejor desarrollo de nuestro marketing.

¿Sexista? ¿Feminista? ¿Narcisista? ¿O simplemente genial?

El sexo y el marketing pueden ir perfectamente de la mano si se diseñan las campañas con sabiduría y buen gusto.

Carlos Arauz

Acerca de arauzcarlos

Licenciado en Derecho. Director de Seguridad. Master en Prevención de Riesgos Laborales. Community Manager. Carlos Arauz en Google
Esta entrada fue publicada en Marketing digital y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Aún vende el sexo en Marketing?

  1. Pingback: Marketing sensorial. Sensorik. | I LOVE GOOGLE´S ROBOT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s