El Marketing Dialéctico.


Sócrates, el padre. Platón, el hijo y Aristóteles, el… Los tres dioses del Olimpo Griego pueden ayudarnos mucho en nuestras campañas de Marketing. Yo lo llamaría el Marketing Dialéctico.

Retrato de Platón.

Sócrates fue el primero en establecer la Dialéctica como método de alcanzar la sabiduría, es decir, de filosofar. Lo practicaba con todas las personas que podía de alta o baja clase social. También con sus discípulos como Platon. Platón lo elevó al máximo exponente en sus Diálogos, en los que conversa precisamente con un Sócrates ficticio y de esa manera llega a cotas muy altas en la Ciencia de la Sabiduría. Además de en los Diálogos empleo el método dialéctico en sus obras Gorgias, República VI y Teeteto.

Platón se pregunta a sí mismo por medio de Sócrates. Las preguntas son críticas y comprometidas a modo de objeciones o refutaciones. El procedimiento de preguntas y respuestas da lugar así a una discusión o controversia racional. La refutación (en griego: elenchô) se convierte en un método de prueba (Vlastos, G. Socratic Studies, Cap. 1).

En todo caso, la dialéctica (i.e., la controversia, y más fundamentalmente, la exposición a la crítica) queda perfilada por él como un procedimiento de investigación. A este gesto del clásico puede atribuirse el que la filosofía sea hoy un campo de investigación académica, y no una rama de la mitología o de la literatura fantástica.
Para Aristóteles, la búsqueda de la base filosófica de la ciencia (y de la propia filosofía) requiere un ejercicio dialéctico. En la Metafísica, Libro Γ (o IV), Cap. 4, Aristóteles explica por qué la búsqueda de una prueba de los “principios” debe hacerse mediante una demostración refutativa, y en cambio sería imposible dar de ellos una “demostración” (vg., una prueba positiva de ellos). Aristóteles también trata de la dialéctica en los Tópicos.

El Marketing Dialéctico o el marketing del diálogo sería aquel en el que un interlocutor plantea una serie de objecciones o de preguntas y el otro le va respondiendo. Aunque de modo tangencial se ha utilizado en numerosas campañas publicitarias. Pueden establecerse múltiples variantes. Por ejemplo, una lección de un profesor en una clase en la que los alumnos plantean preguntas y el profesor responde. Como un diálogo entre dos amigas sobre un determinado producto. Sin ir más lejos los antiguos anuncios de detergentes como Ariel iban en esa línea. Una persona entrevista a una supuesta clienta de la marca y le comenta que hay un detergente mejor que el que usa y le plantea las mejoras del mismo. La clienta es en este caso quien responde con objecciones afirmando que su producto lo ha usado toda la vida y no va a cambiar. El Marketing Dialéctico sería un instrumento más para iluminar nuestra creatividad. Imaginad otro ejemplo. Dos adolescentes que conversan sobre dos conocidas marcas de smartphones y cada una plantea las ventajas de la propia y la desventaja de la ajena. De esa manera entre objeciones se puede insertar la deseada disrupción o ruptura para que el mensaje o la publicidad de marca que queremos conseguir sea efectiva al máximo.

Carlos Arauz

Acerca de arauzcarlos

Licenciado en Derecho. Director de Seguridad. Master en Prevención de Riesgos Laborales. Community Manager. Carlos Arauz en Google
Esta entrada fue publicada en Inside Google y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s