El Marketing Dual. Primera parte. Adios a la guerra de sexos. Las diferencias entre los cromosomas masculinos y femeninos.


En el magnífico libro divulgativo de John Medina que acabo de terminar titulado “Exprime tus neuronas” en la versión española y “Brain Rules” en la anglosajona, libro que os recomiendo, en uno de los últimos capítulos aparecen unos datos científicos que algunos de los que me seguís conoceréis pero muchos ignoraréis. Su lectura me ha dado pie a escribir este artículo titulado El Marketing Dual.

Los datos científicos empíricos y por lo tanto sin discusión alguna, que deben dar por finalizada y decir adios a la guerra de sexos son:

1.-Respecto a los Cromosomas:

Los cromosomas están situados en el núcleo de las células y contienen los genes que determinan las características de cada persona.

Las mujeres:

Tienen dos cromosomas X. El cromosoma X es más grande que el cromosoma Y, conteniendo además 1500 genes, 1200 genes más que el cromosoma Y. Como las mujeres tienen dos copias del cromosoma X, uno de ellos está en gran parte desactivado. La parte de los genes que no se desactiva explicaría según un grupo de científicos encabezados por Laura Carrel, de la Escuela Estatal de Medicina de Pensilvania, las diferencias entre hombres y mujeres además del cromosoma Y, no atribuibles por lo tanto en exclusiva, como se pensaba, a las hormonas sexuales. Por ejemplo algunas mutaciones y trastornos genéticos, como la acromatopsia, el autismo y la hemofilia, que están vinculados al cromosoma X, afectan más a los hombres porque no poseen otro cromosoma X para compensar los fallos.

Por otra parte los cromosomas X e Y de una mujer proceden de su padre y de su madre biológicos por lo que su genotipo además de ser mayor es más variado y más enriquecido.

Los hombres:

Tienen un cromosoma X y otro cromosoma Y que es el que le confiere los atributos masculinos y que sólo tiene 300 genes.  Según Mark Ross, del Instituto Wellcome Trust Sanger en Reino Unido, que dirigió las investigaciones que se llevaron a cabo en 2005 descifrando el Código genético del cromosoma humano X, luego publicado en la revista Nature, afirmó que el cromosoma Y es una versión erosionada del cromosoma X con sólo unos pocos genes.

El cromosoma X de los hombres procede de la madre y el Y que es una versión adulterada del X, procede del padre.

A modo de conclusión respecto a los cromosomas:

Las mujeres tienen muchos más genes que los hombres implicados en la formación del cerebro por lo que éste es mucho más complejo que el de los hombres que destaca por su simplicidad.

2.- Respecto de la segregación de serotonina:

La serotonina tiene un papel fundamental en el sistema nervioso central como neurotransmisor, inhibiendo más o menos según los niveles de cada persona la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, y el apetito. Estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión. Los antidepresivos se ocupan de modificar los niveles de serotonina en el individuo. (Fuente: Wikipedia).

El hombre segrega serotonina un 52 por ciento más que la mujer. Ello explica que las mujeres tiendan a caer más en depresión que los hombres y que tengan más cambios de humor que éstos. Los científicos afirman que la serotonina es la “hormona del placer” además de ser la “hormona del humor”. Después de la eyaculación aumenta considerablemente la cantidad de serotonina en el cerebro lo que provoca un estado de placer y tranquilidad.

3.- Respecto de la amígdala cerebral:

El cuerpo amigdalinocomplejo amigdalino o amígdala cerebral es un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en la profundidad de los lóbulos temporales que forman parte del sistema límbico. Su función es principal es la del procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales.

Hay evidencias en muchas especies de que la amígdala está muy involucrada en la respuesta a las hormonas sexuales. La amígdala contiene receptores tanto para estrógenos como andrógenos y responde a fluctuaciones en los niveles hormonales mediante cambios en su morfología.

En los hombres:

Es mucho mayor la amígdala.

Utilizan predominantemente el lado izquierdo de la amígdala lo que supone estar más atentos a los estímulos externos y fijarse más en lo esencial.

En las mujeres:

La amígdala es más pequeña.

Utilizan predominantemente el lado izquierdo de la amígdala lo que supone estar más atentas a los estímulos internos y por lo tanto fijarse más en los detalles.

Interesante, ¿verdad?. Continúa en el siguiente post…

Carlos Arauz

Acerca de arauzcarlos

Licenciado en Derecho. Director de Seguridad. Master en Prevención de Riesgos Laborales. Community Manager. Carlos Arauz en Google
Esta entrada fue publicada en Marketing digital y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s