Emotimagine Lab. La carta de amor del día de San Valentín. Carlos Arauz.


Marketing y San Valentín están íntimamente unidos. Hay que vender y mover la economía.  Eso está bien.

El Día de San Valentín es una celebración tradicional en los países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX. Se celebra el 14 de febrero fecha del martirio del santo.

San Valentín era un sacerdote que era sacerdote en el siglo III en Roma cuando el emperador Claudio II gobernaba. En un momento dado, el emperador prohibió que se celebraran matrimonios entre jóvenes porque éstos eran buenos soldados y serían mejores sin no tuvieran ataduras. San Valentín desafió al emperador y denunció que el Decreto era muy injusto y por ello celebraba clandestinamente matrimonios entre jóvenes enamorados. Fue detenido y encarcelado por ello y finalmente martirizado el 14 de febrero del año 270.

Me váis a permitir la autocita pero hoy os voy a dejar una carta de amor que escribí el otro día a mi mujer con motivo de mi aniversario de matrimonio, que bien podría servir para un anuncio del Día de los Enamorados. La carta ha gustado mucho al círculo de amistades de mi mujer así que algo tendrá:

Eras una estrella que brillaba sola en el firmamento y desde allí tu luz llegaba tenue pero especialmente bella…, y yo la ví. Vivías una cómoda existencia de soltera de amistades y fiestas, de algarabías y ferias y pesar de todo quisiste lanzarte al vacío de mis brazos y confiaste en mí. Aunque supiste que soy un soñador que cree, en la que muchos llaman, utopía del Amor eterno y que no era ambicioso hasta el punto de ganar el oro y perder mi alma, te lanzaste a mis brazos. Yo solo supe de tí que eras buena y eso solo me bastó. 

Ahora navegamos juntos en este mar tempestuoso de crisis y corrupciones con nuestros hijos como bello horizonte donde el amor vuelve a nacer cada día. Ahora que la felicidad nos acompaña como los delfines siguen a los barcos dando piruetas, te escribo estas líneas desde el humilde agradecimiento de un siervo hacia su Señora, de un aprendiz ante su Maestro, de un pentagrama ante su Compositor. Te quiero y te querré siempre, más allá de la oscuridad del egoísmo que a veces nos gobierna, más allá del mundo que a veces nos tienta, más allá del futuro que a veces nos inquieta. Te quiero y te querré siempre aunque la muerte nos separe, porque estoy seguro que más allá…, nos volverá a unir”.

Carlos Arauz

Acerca de arauzcarlos

Licenciado en Derecho. Director de Seguridad. Master en Prevención de Riesgos Laborales. Community Manager. Carlos Arauz en Google
Esta entrada fue publicada en Inside Google y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s