Emotimagine Lab. Los inicios de Marlon Brando en el Actor´s Studio.


Hoy en I love Google´s Robot, cuando este tórrido Domingo madrileño llega a su fin, se me ha ocurrido profundizar en uno de los mejores actores de todos los tiempos. Marlon Brando.

Los inicios de Marlon Brando en el Actor´s Studio.

Vamos a viajar en el tiempo. Retrocedemos unos años. Concretamente a principios de los años 40 en la ciudad de los rascacielos. Un adolescente de apenas 17 años llamado Marlon, atractivo, de casi uno ochenta de estatura, nacido en la en la ciudad más grande del Estado de Nebraska en EEUU, en la misma que otros grandes actores como fue Montgomery Clift o el mítico Fred Astaire, llega después de haber sido expulsado de varios colegios y de la Escuela Militar Shattuck por su mal comportamiento, a la ciudad de las oportunidades dispuesto a encontrar su destino.

De familia acomodada, su padre era productor de cine y su madre actriz, tiene la posibilidad de realizar su sueño, comenzar los estudios de interpretación en la The New School bajo la maestría del director Erwin Piscator y posteriormente en el Actor’s Studio donde estudió el Método Stanislavsky más tarde llamado Método Strasberg impartido por Lee Strasberg y la actriz Stella Adler.

Según sus biografos, Brando tenía el don natural de retener los gestos de la gente de tal manera que los hacía suyos y luego podía recurrir a ellos en sus geniales interpretaciones. Tras 4 años de estudios, tuvo su primera oportunidad en el teatro, nada menos que en la meca del mundial de Broadway. El primer papel que interpretó fue en la obra I remember Mamma. Tenía apenas 20 años cuando debutó. Luego hizo otro papel en Candida de Bernard Shaw.

Pero el papel que le dio el empujón definitivo en su precoz carrera fue el que obtuvo en la obra Truckline Cafe. Tal fue el realismo de su interpretación que la exigente crítica Pauline Kael, escribió en su columna que la actuación de Brando fue tan realista que pensó que le había dado una ataque al corazón de verdad a pesar de que Brando lo escenificaba como parte de su papel.

Su consagración como estrella de teatro fue con el fantástico e inolvidable papel que interpretó en un tranvía llamado deseo, la obra de Tennessee Williams, dirigida nada más y nada menos que por otro grande Elia Kazan

Os dejo este fragmento de un gran documental sobre Brando sobre sus comienzos.

Continuará.

Carlos Arauz

Acerca de arauzcarlos

Licenciado en Derecho. Director de Seguridad. Master en Prevención de Riesgos Laborales. Community Manager. Carlos Arauz en Google
Esta entrada fue publicada en Emotimagine Lab, Inside Google y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s